lunes, 13 de febrero de 2017

ARARAT 2010 - TURQUIA

En busca del Arca Perdida… ¡¡no que es broma!! Pero sí que es cierto que este año hemos elegido como principal actividad de montaña la ascensión al monte Ararat de 5.165 metros de altitud. ¿Qué porque este año? Porque se ha firmado un pacto de no agresión entre el gobierno turco y el PKK y tenemos que aprovechar esta ventana de paz.
En el ultimo horizonte el Ararat y a su derecha el Pequeño Ararat
El monte Ararat, en turco Agri-Dagi, es una montaña sagrada para las religiones judía, cristiana y mahometana… “y reposo el arca en el mes séptimo, a los diecisiete días del mes, sobre los montes de Ararat” (Génesis 8.4). Fue ascendido por primera vez en el 17 de Septiembre de 1829 por Johann Friedrich  Parrot, rector de la universidad de Tartu (Estonia), acompañado por cuatro de sus estudiantes. Es el pico más alto de Turquía. Tiene una circunferencia  de 30 kilómetros y está considerada como una de las montañas más singulares del planeta por su amplia base y por estar prácticamente aislada en una gran planicie, tan solo la acompaña la montaña  conocida como Pequeño Ararat. Satisfecha la curiosidad vamos al tema.
El día 25 de Julio en el aeropuerto “Adolfo Suarez” (Madrid-Barajas) tomamos el vuelo de Iberia de las 18,00 horas con destino a Estambul donde llegamos a la 22,55 horas. Tenemos un pequeño autobús que nos lleva hasta el Hotel “Lady Diana”, cerca del centro histórico. En el tenemos contratados el alojamiento  y  desayuno.
De espera en Barajas
Día 26 de Julio, nos levantamos tempranito, desayunamos y de tirón de nuevo al aeropuerto de Atatürk de Estambul, volamos en línea interior de Turkis Airlines a Van. A las 09,10 sobrevolamos el gran lago Van y cinco minutos después estamos aterrizando en el aeropuerto. Nos está esperando nuestro guía turco. Embarcamos todo el equipaje en furgoneta y partimos  dirección  Dogubeyacit. Por el camino hacemos una parada en las cataratas de Muradiye y tomamos algo en el “restaurante” que hay tras pasar el puente colgante. Según el guía ver las cataratas era inevitable.
Cascadas de Muradiye
Puente colgante en Muradiye
Tenemos que hacer el registro de nuestra expedición en Dogubeyacit, el conductor aparca y nuestro guía va a un establecimiento estatal, no sé si del ejército o de la policía, para que tomen nota de nuestra expedición. Vemos sacos terreros y vehículos blindados por los alrededores. Solucionado el trámite vamos a comer a un restaurante con vistas al Ararat. Buena la comida. Después de comer retornamos al vehículo y ponemos rumbo a nuestro hotel, el Simer en las afueras de la ciudad. Vistas al Ararat, su silueta impone, como he dicho anteriormente no tiene ninguna montaña en los alrededores. Montaña aislada “rasca” asegurada. Tenemos habitaciones y media pensión contratadas. Lo justo para estar bien.
Día 27 de Julio, por la mañana sobre las 11,00 cargamos los bártulos en la furgoneta  y dejamos el Hotel Simer camino al punto inicial de la ascensión, abandonamos la carretera y entramos en pista de tierra. En aproximadamente una hora llegamos a nuestro destino.En el nos encontramos con varios grupos que tienen el mismo objetivo.
En el punto inicial con otras expediciones
Nos están esperando los arrieros con sus caballos, mulas y burros. Son los varones de una  familia casi al completo.
Cargan nuestro equipo y el material de los campamentos y partimos en dirección al Ararat por un camino polvoriento y con vegetación baja, apenas unos cardos. Junto con nosotros van caminando un par de grupos de alemanes.
Camino del campo 1
Camino del campo 1
Llegamos a la zona donde vamos a montar el C1 a 3.200 metros de altitud. Nos reparten las tiendas, una para cada dos, y una vez montadas pasamos a la tienda comedor donde nos tienen preparados un té.
Montando el C1
Poco más se puede contar de este primer día salvo que hemos llevado un paso muy tranquilo y que todos nos encontramos bien. 
A cenar y tras un poco de charla a dormir.
Día 28 de Julio, desayunamos, recogemos el campamento y sobre las 09,30 comenzamos a caminar. Hoy el sendero va ganando bastante más altura que ayer, la pendiente es más pronunciada y el sendero discurre entre piedras y zonas de arena fina. Mucho polvo.
Un pequeño arriero camino del C2
Campamento 2
Superamos los 1.000 metros de desnivel que hay entre el C1 y el C2, a 4.200 metros, sin mucho esfuerzo. La zona de este campamento es menos extensa que la del C1 y además hay acampadas otras expediciones que han cogido los mejores “nidos”. Montamos nuestro campamento distribuyendo las tiendas en pequeñas terrazas dejando el espacio más amplio para la tienda comedor. Después de comer y descansar subimos algo más de altura, para aclimatar algo, y nos sentamos entre las piedras a contemplar el paisaje.
Con Nati y Ana de charla unos metros más arriba del C2
Con Ana, Rafael y Adela en el campamento
Tan solo quedan unas horas para que salgamos para la cima. Bajamos al campamento a preparar los equipos para esta noche. Cenamos y descansamos un poco. A las 23,00 horas estamos preparados para salir y media hora más tarde comenzamos a caminar. No hay visibilidad,el sendero, que va sorteando grandes bloques de piedra y ganando altura de forma considerable, es muy pendiente y resbaladizo.
Del C2 hacia la cima
Ascenso por la zona rocosa 
Día 29 de Julio, la pendiente es muy mantenida. Subimos muy despacito, Ana ha cogido algo de ventaja respecto a nuestro grupo. Esta amaneciendo y vemos la sombra del Ararat, a nuestros pies, en la inmensa llanura de Anatolia.
Amanece en el Ararat
Ya alcanzamos los primeros neveros estamos sobre los 4.800 metros. Hacemos un alto para poner crampones, guardar un bastón y sacar el piolet. Antes de entrar al glaciar  atravesamos un tramo de hielo vivo donde hemos tenido que extremar precauciones. El sol va tomando altura y se agradece porque la noche ha sido muy fría.
Mariano,Nati, Adela y Rafael llegando al gran plató
Nati y Mariano en el  plató
El último repecho 
Llegamos a un gran plató donde la pendiente se modera desde el ya vemos el último tramo de ascensión y la antecima. Ahora vamos muy cómodos la nieve presenta buenas condiciones para la progresión. Ana está en la cima y poco después coronamos  el resto del grupo.
Últimos metros para Adela
Apenas son las 06,30 horas de la mañana, nos ha costado siete horas  alcanzar la cima situada a 5.165 metros, hemos superado un desnivel de 935 metros la mayoría de ellos con luz frontal y terreno rocoso. En la cima  aunque hace algo de viento se puede soportar bien la temperatura. Abrazos sinceros, fotitos cimeras para la posteridad y… para abajo.
Todo el equipo en la cima
La bajada, acabada la zona de nieve, la hacemos aun más despacio que la subida, no queremos que nos pase como al iraní al que ha socorrido Adela, un tropezón y… buena herida. Toda piedra y alguna  suelta. Llegamos al campamento sobre las 13,00 horas.





De bajada al C2
Teníamos un día  de reserva por si hacia mal tiempo, así que ahora nos sobra sobre el programa previsto. Hablamos con el guía para ver si nos puede organizar el regreso a Van un día antes y así disponer de tiempo para visitar los antiquísimos templos de los alrededores. Lo tenemos.
En el C2 recién llegados de cima
Apenas tomar algo caliente, comer un poco y sin descanso bajamos al C1 de tirón. Montamos las tiendas, nos aseamos un poco y preparamos una buena cena con celebración incluida. Chorizo, queso y 6 petacas de whisky de que nos vallamos contentos al saco.
 
Los restos del fiestorro
Habíamos conseguido el Ararat una montaña que de vez en cuando se cobra su tributo en forma de vidas solo tenéis que buscar un poco en Internet no es de las más elevadas pero si de las menos inaccesibles debido a sus aislamiento y a la meteo cambiante… que puede empezar con una nubecilla y acabar en fuertes precipitaciones y densa niebla y alcanzar temperaturas de entre menos 15º y menos 20º e incluso más bajas. No es una ascensión que conlleve una gran preparación técnica… pero tampoco es para montañeros inexpertos y lo que si tenemos que llevar en nuestra mochila es una buena forma física.

Día 30 de Julio, desayunamos y recogemos temprano el campamento, salimos hacia el punto final de nuestra expedición. De bajada grupos de niñas venden recuerdos a los montañeros. La bajada nos la ameniza un chavalote al que hemos bautizado como “el George Clooney turco”, ya estuvo con nosotros ayer cenando y celebrando la cima, un tío simpático el hombre.
Mariano y Rafael de bajada al punto de encuentro
Ana con un grupo de críos
Nati con "George Clooney"
Descargamos los equipos de las caballerías y esperamos algún tiempo, haciendo fotos y risas, a que llegara la furgoneta. Y derechos a Van. El guía nos ha preparado, siguiendo el itinerario a Van, unas visitas a templos y palacios como el de Isak Pasa, en los alrededores de Dogubeyacit ... y además nos ha comprado una sandia tan grande como un balón de básquet, que comemos aparcados en un arcén de la carretera como buenos güirís. Al llegar a Van duchita, paseo y cena.



Día 31 de Julio desayunamos en una calle de Van que está llena de restaurantes y como ya ha acabado el periodo de montaña me atrevo a probar un lácteo muy popular y común en la primera comida del día…error...
Tenemos el vuelo a Estambul  a las 15,00 horas. Llegamos al aeropuerto Atatürk de Estambul sobre las 17,30 horas. Hemos cambiado el hotel que teníamos previsto por uno más cercano al centro, El Golden Horn,  y un poco más vintage… tiene doseles rosas en las camas de algunas habitaciones. La terraza donde sirven el desayuno, tipo buffet, está en el último piso  del hotel con unas fabulosas vistas de Estambul.
 Cama con dosel del Hotel Golden Horn en Estambul
 Vistas desde la terraza del hotel
El grupo en la terraza del hotel
Tenemos dos días para visitar Estambul. Durante el los días 1 y dos de Agosto visitamos “La Mezquita Azul” , Santa Sofía, El Hipódromo, La Cisterna, El Gran Bazar, El Palacio Topkapi, El Bósforo etc.…probamos la comida turca, sus famosos pastelitos, ya sabéis las delicias turcas de toda la vida, tomamos un Hamman, baño turco, en Cemberlitas, el más famoso de Estambul, nos dejamos engañar, como todos los turistas y paseamos mucho… pero que mucho. Como veis un viaje de lo más completito.
  La Mezquita Azul
 Santa Sofia
 Topkapi
 Mercado de las Especias
 
El Gran Bazar
La Cisterna
En dos mil catorce volví a visitar Estambul, durante un par de días, a la vuelta de la expedición al pico Kazbek de Georgia, y me pareció que no había cambiado nada... pero es otra historia


viernes, 10 de febrero de 2017

ANDES DE ECUADOR 2002 - ECUADOR

Familia en el campamento de Chimborazo
El día 11 de Julio de 2002 nuestro grupo, compuesto por once personas , llega al Aeropuerto Internacional de  Quito "Mariscal Sucre",  a 2.800 metros de altitud. Del aeropuerto hacemos un transfer al Hostal Fuente de Piedra. Ya por la tarde nos dan un cóctel de bienvenida mientras nos ponen unas diapositivas, después damos una vuelta por la capital  y a continuación a cenar y a dormir.
Como no hicimos ni caso del consejo de no beber nada que no fuera embotellado parte del grupo ha empezado a sufrir las consecuencias: diarrea galopante. El doctor impone dieta blanda a los afectados.
El día 12 de Julio  tan solo nos dedicamos a dar un paseo por la capital visitando su parte colonial. Especial curiosidad nos suscitó la placa que hay en el palacio de la presidencia.
Placa en el palacio de la presidencia
Día 13 nos trasladamos a la ciudad de Otavalo para empezar con la fase de aclimatación. Nos alojamos en el hotel y seguidamente nos vamos hacia la Laguna de Cuicocha a 3.068 metros de altitud. Teníamos previsto realizar la vuelta a la Laguna  en unas cuatro o cinco horas pero tardamos apenas 2 horas y 30´ porque como Washingon, nuestro guía,   ha resultado ser un poco vacilón le hemos dado un poco de caña con el consecuente mosqueo de Benito, nuestro jefe de expedición. Bronca para el guía y regañina para el grupo. Acabado el trekking de la Laguna comemos en casa de una familia de la zona a base de comida local: maíz, tomate dulce y un guiso de arroz. Al finalizar la comida damos una vuelta por la ciudad de Cotacachi y volvemos al  Hotel Coraza en Otavalo.
Sendero en la Laguna de Cuicocha
Día 14 de Julio hoy nos toca la ascensión al Volcán Imbabura. El Imbabura, Tayta Impapura en quechua, tiene una altitud de 4.600 metros y se encuentra situado entre los valles de Otavalo e Ibarra a unas 2 h 30´al Norte de Quito. Sus laderas se encuentran cubiertas de campos de cultivo. La ascensión por ser la primera que realizábamos en altura nos costó bastante esfuerzo no en vano sus laderas son fuertes y pronunciadas. El terreno, una vez que se acaban los cultivos, es variado y concretamente en este día había una gran humedad en el ambiente.
El Imbabura desde Cuicocha
Ascendiendo al al Imbabura
Cima del Imbabura con Jorge y Javier
Benito "El Jefe" bajando el Imbabura
Día 15 madrugamos un poco y nos dirigimos al  Volcán Pichincha con la intención de subir a una de sus 6 cumbres: la  Guagua Pichincha, en quechua “El Niño Pichincha”. Este volcán aun esta en actividad su última erupción data de 1999 y dejo a la ciudad de Quito cubierta de cenizas. La ascensión a la cima se nos hizo bastante cómoda.


Hacia el Rucco Pichincha.
El cráter del Rucco  desde la cima del Guagua Pichincha
Desde la cumbre pudimos comprobar cómo algunas de las pequeñas bocas del cráter principal lanzaban fumarolas. Además había en el ambiente un ligero olor a azufre.

                                       
Con Javier y Jorge en le cima del Guagua Pichincha
Descendiendo el Guagua
Desde su cima hay una espectacular vista de Quito. El periodo de aclimatación marcha correctamente. Terminada la actividad regresamos al Hostal en Quito.
Quito desde el Guagua Pichincha
Día 16 de Julio de 2002, hoy tenemos programado el viaje al P.N. de Los Illiniza. Tomamos el autobús hacia la ciudad de Machachi para desviarnos hacia la Hacienda “El Refugio”. Bajamos los bártulos e iniciamos un trekking de unas dos horas para llegar al lugar donde vamos a situar el campamento.
 Campamento en el Parque Nacional de Los Illiniza
Los Illiniza Norte y Sur se encuentran aproximadamente a 55 kilómetros al Sur de Quito. El pico no es excesivamente difícil con buen tiempo pero tiene algún paso de categoría PD y con nieve puede presentar problemas. El pico está situado frente al Cotopaxi.
Día 17 de Julio, Ascendemos al Illiniza Norte de 5.116 metros de altitud y lo  por la ruta normal, tardamos entre 6 y 7 horas. La ascensión se complico debido a las condiciones del terreno, al viento  y a las bajas temperaturas. El terreno estaba totalmente helado. Bonita trepada final para alcanzar la rocosa y puntiaguda cumbre.
Después de hacer unas fotitos en la cima emprendemos el descenso al campamento.







Ascenso y grupo en la cima del Illiniza

















Recogemos y volvemos  a los vehículos para trasladarnos a la ciudad de Machachi donde tenemos reservado nuestro hotel.
Día 18, madrugamos y tomamos un transfer que nos lleva al PN del Cotopaxi. Todo el grupo sufre fuertes trastornos intestinales, tan solo Benito "El jefe" se mantiene sano, nuestro médico, Jorge, se las ve y se las desea para mantenernos más o menos operativos. Al llegar organizamos nuestro campamento en el valle de Limpiopungo. 


Campamento del Cotopaxi
Por la tarde una vuelta por los alrededores para seguir con nuestra aclimatación. 
El Cotopaxi tiene una altitud de 5.897 metros y es el segundo volcán más alto de Ecuador, tan solo por detrás de Chimborazo, y está situado en el Cantón de Latatunga a unos 50 km al sureste de Quito. A la entrada del PN se halla un pequeño museo donde se especifican las características de este volcán. En quichua su nombre significa “cuello quebrado” o “poncho sin cabeza”.
Con Jorge y Javier en el campamento del Cotopaxi
Día 19 de Julio, después de desayunar  nos trasladan al aparcamiento, a 4.595 metros de altitud, que da acceso al camino que conduce al glaciar del Cotopaxi y también al refugio José Ribas a 4.867 metros. Después de montar el campamento damos una vuelta y comprobamos los equipos que vamos a usar esta noche. A cenar y a descansar un poco.
El Cotopaxi desde el Campamento
Día 20 de Julio, salimos del campamento sobre la una de la madrugada para iniciar la ascensión al Cotopaxi. Vamos a muy buen ritmo, por camino de arena, hasta el refugio apenas hemos tardado una hora. Hace mucho frío y la noche es muy oscura. Después del refugio el camino se hace sendero, tierra suelta, vamos a un ritmo tranquilo pero constante. Al alcanzar el glaciar nos encordamos  tomamos un poco de liquido y continuamos ascendiendo. La huella de ascensión se sigue bien. No hay ninguna complicación técnica  que reseñar en la ascensión. Lo único comentar que debido a nuestro buen ritmo hemos alcanzado la cima cuando aun es de noche. 
Cima del Cotopaxi

Apenas paramos en ella para reagruparnos. Hacemos las fotografías de cima y para abajo. Hace mucho frío y un poquito de viento.
Al bajar es otra historia según va amaneciendo el paisaje y los parajes que hemos atravesado por la noche se muestran en todo su esplendor. Es magnífico. Hacemos las fotografías que no hemos podido hacer durante la subida.


Descendiendo del Cotopaxi

                        
La sombra del Cotopaxi al amanecer
     
Campos de "penitentes" en la bajada
A pesar de estar todos bastante tocados del estomago el grupo ha respondido perfectamente alcanzando todos le cima del volcán de 5.897 metros. El segundo objetivo, tras el Illiniza Norte, conseguido.
El día 21 de Julio lo empleamos en recuperarnos algo del esfuerzo, unos van mejorando y otros seguimos con la dieta blanda. Este día nos viene muy bien para comer bien, hidratarnos correctamente y descansar un poco del ritmo que llevamos no en vano llevamos a la espalda el Imbabura, el Guagua Pichincha, el Illiniza y ayer el Cotopaxi. No está nada mal. Nos hemos alojado en la Hostería Andaluza en la que nos encontramos estupendamente bien atendidos.
Día 22, Hoy al desayuno Benito nos da la noticia de que el también ha caído enfermo. Esto sí que es un grupo unido ya no queda nadie en condiciones. Me he visto en el espejo del baño y me he dado cuenta de la mala cara que tengo y de los kilogramos que he perdido. Llevo 11 días enfermo y si no es por la dieta blanda, la hidratación y los continuos cuidados de Jorge seguro que no me podría ni mover. Esto está siendo duro pero me animo pensando que he ascendido a todas las cimas del programa y que tan solo me queda la ultima, la de más altitud, la más alta de Ecuador y la más alejada del centro de la Tierra, más incluso que el Everest. En quichua su nombre significa “la nieve que hay que cruzar”. Y vamos a cruzarla seguro.
Nuestros vehículos T.T. nos llevan hasta la ladera sur del Chimborazo donde vamos a establecer nuestro primer campamento a 4.300 metros de altitud. Este día no tiene más importancia, tan solo comentar que el terreno es de una aridez absoluta. Polvo por todas partes.
Campamento del Chimborazo
Día 23, recogemos el campamento y en los vehículos llegamos al refugio de los Hermanos Carrel a 4.850 metros, sin detenernos cogemos los equipos y ascendemos hasta los 5.000 metros altitud  donde   se encuentra el refugio Whymper. La tarde para preparar el equipo y descansar algo. Esta noche vamos a intentar la cima. Nos han informado que la subida por la normal presenta dificultades debido a un derrumbe en la zona del “paso de la escalera”. Ya veremos que encontramos.
Aproximación al Refugio Whymper y cargando las pilas antes de cenar










Salimos a las 23,00 horas todos agrupados en cordadas de dos o tres personas. Vamos ascendiendo por la normal la “arista” que hay al lado izquierdo del Glaciar Thyelmann. Vamos como motos… muy fuertes, tanto como el aire y el frío que hace.
La cocinera del Refugio Whymper confeccionando la cena

Día 24 de Julio, la oscuridad es absoluta, el cielo está cubierto y hace viento, la temperatura es bastante baja  así que paramos lo menos posible. Por otro lado el hielo se deja hacer y apenas si trazamos “zetas”. En un alto para beber reorganizamos las cordadas. Seguimos hacia la cima caminando por medio de campos de pequeños penitentes. Alcanzamos la cima a las 05, 20 horas de la madrugada bajo una tormenta de aire y muchísimo frío.

A las 05,20 horas todo el grupo en la cima del Chimborazo
Agrupamos las cordadas en la cima y tras las fotografías de cima iniciamos el descenso a toda marcha. Hasta que no lleguemos al refugio esto no ha terminado. La bajada como en el Cotopaxi es espectacular.
Según amanece vamos viendo por donde hemos subido y el espectáculo es grandioso hay penitentes formados por toda la ladera. Tampoco vamos a perder mucho tiempo en la bajada. Las manos y pies empiezan a sentir el rigor de la temperatura y nos paramos estrictamente lo necesario... ni fotografías, ni agua, ni comida... a saco hacia el refugio. Alcanzamos el calor del refugio y tomamos un té calentito mientras celebramos el éxito. Tranquilamente recogemos nuestros equipos y bajamos a los vehículos. Viajamos hasta Quito y nos hospedamos en el mismo Hostal donde nos inocularon el bicho, hemos llegado a la conclusión de que fue el zumo mezclado con agua que nos dieron en la recepción. Lo mejor la duchita en el hostal. A cenar y a dormir. Es curioso pero ahora que nos vamos empezamos a recuperarnos de “La Venganza de Moctezuma”, hablando claro: de nuestras diarreas.
Día 25 de Julio, día libre en Quito para realizar las compras, hay que llevar alguna “chuche a los amigos”. Ya cuando llegamos en las indicaciones que recibimos nos advirtieron que tuviéramos cuidado con las carteras y cámaras fotográficas. En los mercadillos a pesar de la vigilancia de la “Policía Turística” hay continuos robos a los visitantes extranjeros. Tan solo comentaros que en discotecas, hoteles y hostales, por no decir los bancos, hay vigilante armado, en nuestro hostal el vigilante portaba escopeta recortada. 
Nos aconsejaron no dejar nunca el pasaporte, siempre ira con nosotros y  a buen recaudo.    
Calle en Quito
     El Chapulín Colorao
Plaza en la casco viejo
Puesto de recuerdos
Visitamos todo lo que nos dio de sí el día, volvimos a la parte colonial  “la ciudad vieja”, al mercado artesanal, paseamos por la avenida de Los Conquistadores, la de Madrid y la del 12 de Octubre. Pisamos el Ecuador como hace todo “guiri” que se precie (es mentira la linea del Ecuador pasa por una ladera a unos trescientos metros de donde la han pintado). Compramos algo de artesanía, libros y música.  Y a parte de comer y cenar no hay nada más que reseñar del último día de nuestra estancia en Ecuador.
Con Jorge en la "linea del Ecuador", 
detrás  Ángel...  cambiando de sitio el cartel
El día 26 de Julio del 2000 tomamos el vuelo de regreso a España. Cuando llegue a casa, me pese y comprobé que había perdido 7 kilos en tan solo 14 días, un poco más y me quedo allí. No lo pude evitar salí a cenar y ...me "zampé" un chuletón, con sus patatitas y su pimiento rojo, que me supieron a gloria bendita. Ya sé que pensáis que eso no tiene que ser bueno pero lo hice y dormí de tirón.
 !!Y esto es todo amigos¡¡
Dedicado a: Benito “el Jefe”, Pedro Manuel, los dos Joaquines, los dos Ángel, Javier, Jorge” el hombre medicina”, Germán y Gonzalo, mis compañeros de aventura en Ecuador 2002.