miércoles, 22 de febrero de 2017

CHO OYU 2003 - HIMALAYA- TIBET


EXPEDICIÓN CHO OYU 2003
 Con Lourdes el día de la partida
01SEP2003  Ya me habían avisado de que en Delhi siempre había follón en el aeropuerto pero  no me había imaginado hasta que punto.

Por un error en los tramites no teníamos visado y necesitábamos salir del aeropuerto para entrar en India. A las 02,30 de la madrugada y tras “untar” a casi todo el personal de la administración que quedaba en el aeropuerto nos hicieron un “pase provisional” previo pago de 40 $ por cabeza y retención de los pasaportes. Por fin pudimos marcharnos a nuestro hotel y cenar algo. El primer día ha parecido una semana.

02-SEP2003 He dormido como un niño. Después de desayunar nos ponemos guapos y nos vamos a dar una vuelta por Delhi tenemos unas horas para visitar la ciudad. Nos vamos al centro, concretamente a Connaught Place. A las 15,30 quedamos en la recepción del hotel, para trasladarnos al aeropuerto. Gracias a Dios han respetado lo acordado y nos han devuelto los pasaportes, después de lo de ayer no las tenía todas conmigo.
Bollywood - Delhi
El embarque lo tenemos a las 17,00 horas y la salida a las 19,00, esperamos que todo discurra normalmente y tengamos un día más tranquilo que ayer.

La visita a Delhi no nos ha sorprendido, es una gran ciudad donde te puedes encontrar de todo y cuando digo de todo es “DE TODO” con mayúsculas. Mientras transitábamos por un parque en el centro de la ciudad, la parte “noble”, a Rafael le han puesto estiércol en las zapatillas para después ofrecerse a limpiárselas. Caminando junto a Roberto se nos ha acercado un crio y en un inglés que hasta yo he entendido nos ha dicho que éramos “la ultima mierda”. Si me pierdo alguna vez por el mundo que no me busquen en Delhi, bueno en el hotel tal vez me encuentren.
Puesto de comida cercano a Connaught Place
Hoy por primera vez en mi vida he visto lo que hace la lepra.

A la vuelta hablaré con la agencia que nos tramitó el viaje sobre el tema de los visados.

Al embarcar en el vuelo hacia Nepal, a dos de nuestro grupo le hacen vaciar la mochila y les requisan tres mecheros y un cordino.

Mientras esperamos Rafael me cuenta que durante el vuelo a Delhi la pasajera de al lado después de cenar se ha despachado unos aires vía oral de la leche.

Ya en el avión a la hora de la cena nos han servido comida especiada, a partir de ya ojo con el picante.

Llegamos a Kathmandú nos vienen a recoger los de la agencia. Hay un mogollón de cuidado, hace unos días se han “cepillado” al rey y encontramos la ciudad militarizada, tanquetas del ejército y policía por todos lados. Son las 22,00 horas cuando llegamos al hotel, pañuelo de bienvenida y castigados sin salir. Mañana hemos quedado con los de la agencia a las 10,00 horas. La pareja de la ventana de enfrente como hace mucho calor y no pueden dormir se entretienen echando un “polvete a vista”… aquí se comparte todo. Estamos a 30º y aun llueve por el monzón, hay muchísima humedad. Mañana más y mejor.

03SEP2003 En este país andan a hostia limpia, antes de ayer hubo 29 muertos en un enfrentamiento entre el ejército y la guerrilla maoísta. Crucemos los dedos.
Recortes de prensa del día
Por la mañana después de desayunar hemos ido a la agencia nos ha dado buena sensación, el jefe parece que lo tiene todo controlado.

Nos llaman a las 09,50 para que vayamos con los pasaportes para hacer el primer paso con objeto de conseguir el visado a China.
Callejeando por Kathmandú
Al acabar el trámite de los visados hemos ido de compras y alquileres: oxigeno, regulador y mascara, algo de cuerda estática, cinta americana, algunas estacas, papel higiénico y…mecheros. También algo de ropa aquí está a buen precio aunque no es de muy buena calidad. Seguidamente a comer: pollo frito, verdura y pasta. Nos hemos puesto hasta arriba de cerveza. Después hemos llevado los forros polares a una tienda de bordados para que les cosieran las pegatinas de los patrocinadores, yo he querido que me bordaran unos ojos de Buda en el forro… una chulada.

Hay multitud de tiendas de ropa que venden imitaciones de primeras marcas: La Tuerca, North Face etc.… están bastante logradas sobre todo las etiquetas… las prendas es otra historia.
Tienda de copias de ropa de montaña
Por la tarde he mandado un correo a mi mujer y otro a la prensa provincial. Sobre las ocho hemos ido a cenar pizza a “La Dolce Vita”... ya te mueres… y después de cenar a tomar un té al local más “guiri” de Thamel, el barrio más turístico de Kathmandú. Algunos vendedores y camareros hablan el castellano con bastante soltura. Lo primero que dicen es Barsa… a mí que soy colchonero desde pequeño.
Restaurante en Kathmandú
A dormir, mañana será otro día.

04SEP2003 Hemos vuelto a la agencia para acabar con el papeleo del visado y para conocer a nuestro cocinero Sera Sherpa. Como curiosidad deciros que Sherpa no es un apellido raro, en Nepal  lo llevan todos los miembros del pueblo sherpa como final de nombre y además con mucho orgullo. No todo el mundo en Nepal tiene tanta categoría, ni ganan tanto dinero, como un sherpa. Nuestro cocinero fue en su día porteador y montañero y ahora, ya de mayor, ejerce de “chef”. Todo correcto






 Bouthanath
Hoy hemos ido a visitar la estupa de Bouthanath, patrimonio de la humanidad y una de las mayores estupas del mundo, y el complejo religioso del Templo de los Monos o Swayambhunath, suena mejor Templo de los Monos… a que sí, conformado por una estupa con los “Ojos de Buda”, cantidad de santuarios y templos, hoteles, restaurantes y tiendas de recuerdos amén de su famosa escalera de 365 escalones. Ojo a los monos que andan sueltos y son unos cabrones.
Ojo a estos bichos... que son unos cabritos


Templo de los Monos o Swayambhunath
El tráfico es agobiante y "acongojante". Ha sido una buena mañana a la que hemos dado fin en la Steak House, la Casa del Filete vamos, lugar de paso obligado para todo montañero que se precie. Si has estado en Kathmandú y no has comido allí ya puedes volver porque no te vale el viaje. Buena comida: carne con verduras y cerveza.
Monjas comprando en la alfarería
Pasamos por el taller de bordados a recoger los forros polares y de paso compramos algunas postales. Al llegar al hotel escribo algunas para la familia y los compañeros de trabajo.

Por la tarde vamos al centro a comprar “chuches”.

Ya en el hotel he tratado de hablar con mi mujer, Lourdes, sin conseguirlo. Le mando un email, el último antes de entrar en Tíbet.

Salimos a cenar al sitio donde ayer tomamos el té, hoy aun hay más turistas. Roberto ha saludado a una chica de Zaragoza.

En el restaurante-bar una chica, algo mayor que nosotros, va colocada hasta dar pena. Teóricamente en Nepal el consumo de drogas, de cualquier tipo, está penado fuertemente pero curiosamente los santones celebran una especie de reunión anual en la que se ponen hasta las cejas.

El arroz basmati con verduritas y salsa picante, como no, estaba bastante bueno. Por ahora el estomago nos va respetando.

Después de cenar al hotelito para hacer la bolsa y dormir un poco antes de partir hacia Tíbet. Bonne nuit

05SEP2003 Nos levantamos a las 06,00 horas me doy la ultima duchita en la civilización, teóricamente hasta dentro de 40 días no veremos una ducha en condiciones.
La partida hacia Kodari
A las 07,00 horas viene el vehículo a recogernos, salimos con retraso pues falta el cocinero y el autobús que nos va a llevar por la carretera Araniko hasta el pueblo de Kodari, a unos 114 kilómetros de la capital y a 2.515 metros de altitud, 1.317 metros más alto que Kathmandú.
Niños de una de las aldeas camino de Kodari
Bancales de arroz y mijo 
Los desprendimientos, aparte de los controles, han sido la constante del día, hemos tenido que parar varias veces, bajarnos del autobús, esperar a que limpiaran la carretera etc. todo ocasionado por las lluvias del monzón.
Un alto en uno de los desprendimientos
A nuestra derecha, durante casi todo el viaje, grandes laderas a nuestra izquierda las barranqueras y al fondo los rías y en la ladera de enfrente plantaciones en bancales de arroz y mijo. El valle se va cerrando según vamos hacia el norte.
No pasa res...así todo el rato
Paramos a comer en Tatopani, significa Agua Caliente, aldea de la zona de Bagmati. La mayoría de sus vecinos pertenecen a la etnia sherpa. Turístico a tope. Comemos en la terraza de un bar, de dudosa construcción, con vistas al caudaloso río Kali Gandaki. Comemos arroz, calabacín, patatas guisadas con salsa y plátano, muy verde pero muy dulce. La comida pica a rabiar.
Roberto por Tatopani
Tatopani. Los desagües van directamente al rio Kali Gandaki
Por fin llegamos a Kodari, el recibimiento en el pueblo ha sido espectacular, el autobús se ha visto rodeado de nepalís, de ambos sexos, por todos lados listos para transportar nuestro material al lodge donde nos vamos a alojar. Llueve a cantaros
Justo a la entrada de Kodari el último desprendimiento...por ahora


  Sera Sherpa organiza a los locales para el transporte de la carga hasta el lodge                              
Cenamos en el lodge prácticamente lo mismo que comimos a medio día aunque esta vez acompañado por algo de pollo y cervecitas varias, estas previo pago.
Sigue lloviendo a tope hasta bien entrada la noche. A la 01,30 de la madrugada un gran estruendo nos despierta, un gran bloque de piedra, del tamaño de medio coche aproximadamente, ha caído a pocos metros de nuestro alojamiento. Un vehículo ha sufrido el impacto. A las 02,20 otro desprendimiento de rocas esta vez sin consecuencias… que sustos, sobre todo con el primero, tembló todo el hotel. Después de los sustos conseguimos dormir algo.

06SEP2003 Nos levantamos, aseamos y desayunamos. Se forma nuestra fila de porteadores, 25 personas, y vamos caminando por el Puente de la Amistad, hasta las fronteras de Nepal y China. La frontera de Nepal la pasamos sin problemas. En el puesto fronterizo chino nos está esperando nuestro guía y conductor,…no me gusta nada.
Nos hacen abrir todo los bidones e incluso vaciar alguno de ellos. Nos requisan el embutido y…todas las cremas y barras labiales de protección solar. Tras protestar nos devuelven aproximadamente la mitad de las cremas y barras. Hemos perdido mucho tiempo con el trámite del paso de frontera. Los conductores dicen que no vamos a viajar hoy hasta Nyalam, que era lo previsto, y que vamos a pernoctar en Zangmu, poniendo como excusa que la carretera puede estar cortada. Un día perdido por estos mal nacidos. El guía nos dice que se han quedado con las cremas para regalarlas a las prostitutas de Zangmu a cambio de….
El Puente de la Amistad, al fondo la frontera de China
Al llegar a Zangmu dejamos las cosas en el hotel y vamos a comer a una tascucha de mala muerte, la comida de sabor no está mal aunque el local deja mucho que desear en cuanto a higiene, sobre todo la cocina. No sé cómo nos sentará la comida.
Zangmu "La Ciudad sin ley"
Después de comer vamos a un cibernet y mandamos correos a la familia y a la agencia de España.

Cenamos en la misma tasca que este mediodía…parece ser que es “top” en el lugar. Este es un sitio muy jodido para los tibetanos,... y para los turistas como nosotros,  desde el comedor hemos visto como cuatro chinos le daban una buena paliza a una tibetana y después llamaban a la policía para que se la llevaran por robar en una tienda de alimentación.

Mañana más y mejor.

07SEP2003 Partimos hacia Nyalam, la carretera está limpia tal y como imaginábamos, estos conductores chinos no son nada de fiar. Nyalam, a 3.750 metros de altitud, es un pueblo cutre donde los haya, más que Zangmu “Ciudad sin Ley” de donde dista apenas 35 kilómetros. Nos hospedamos en un lodge en el centro del pueblo.
Nuestro lodge en Nyalam
No os digo nada más que abro las cortinas con el codo debido a la mierda que tienen.

La colcha y la almohada son de color rosa salvo en los trozos donde el color es gris-roña-King-Size. Del cabecero...ni hablamos
Ojo a los cabeceros de las camas
Roberto y yo nos acercamos a una tienda de alimentación con intención de comprar algo para sustituir lo que nos han requisado los mangantes de la aduana.

Nos han clavado siete mil de las antiguas pesetas por cuatro mortadelas, unas bolsas de “longanizas de pascua” y tres paquetes de galletas.


Rafa y Roberto con la juventud de Nyalam
Vamos a comer a un restaurante del pueblo que aunque tiene mejor comida que el de Zangmu tiene la misma categoría higiénicamente hablando. Cuando estábamos comiendo entraron unas chicas de Barcelona que llevaban varios días a barritas energéticas por miedo a coger algún virus estomacal, las animamos a comer en el lugar... y esperamos que no les pese nada.
Después de comer un paseito con un poquito de desnivel para ir haciendo al cuerpo  a la que le espera
Paseito en vez de siesta...mal vamos
De momento con tanto arroz y tanta verdurita hervidos nos vamos salvando.
Nyalam desde arriba
Tenemos un problema: el alojamiento en Shelkar no esta confirmado, parece ser que el hotel Chomolugma (Éverest en cristiano) está cerrado.

Estamos tratando de solucionarlo con el guía y la agencia de Kathmandú.

Cenamos más de lo mismo, arroz con verdura, y a dormir.

08SEP2003 Nos levantamos a las 07,30 horas y a las 09,00 horas estamos preparados para partir. El guía insiste el que el problema de alojamiento se va a solucionar en el mismo Shelkar o en Tingri.

Vamos por la carretera G318 “de la Amistad”, los vehículos pasan por el collado Lalung La a 5.050 metros de altitud donde hay un gran chörten, formado por piedras, del que ondean cientos de banderas de oración. Nos movemos durante bastante tiempo a esta altitud lo que nos provoca una agradable somnolencia.
Roberto junto a un chorten. A lo lejos el Shisha Pangma
Llegamos a Tingri a la hora de comer, arroz, judías verdes y patatas fritas. Al acabar de comer se acerca el conductor y nos dice que ya está solucionado el alojamiento. Nos encaminamos a Shelkar o Xegar.
                                             Shelkar o Xegar o New Tingri

Shelkar o Xegar o New Tingri. En los muros ponen a secar las boñigas de yack que usan como combustible

La carnicería del pueblo
Después de pasar por el desvío al campo base 
del Everest pasamos un nuevo control ejercito/policía.
Taller de alta costura en New Tingri
El hotel Chomolugma no está mal en apariencia para lo que se estila por estas tierras. Duchita cambio de ropa y a escribir estas líneas.
Como en todos los pueblos por los que hemos pasado los críos se acercan a nosotros a ver si "cae" alguna chuche
Creo que el de ayer fue el último correo a casa.

Mañana será otro día.

09SEP2003 Hoy nos hemos levantado más tarde. Desayunamos y a las diez salimos hacia los pies del monasterio de Shelkar/Xegar (hoy es conocido como New Tingri) para ver las ruinas de Shegar Dzong (El Fuerte de Cristal) construido en la ladera de una montaña con bastante pendiente. Desde el pueblo un sendero de unos dos kilómetros de longitud lleva hasta la cima.
Sendero hacia el monasterio 
Llegando al monasterio
Subimos “slowly-slowly” por las rampas y escaleras que llevan al monasterio, hay unos treinta monjes. “Japoneseo” a tope. Nos acompaña un monje jovencito, con unos zapatos de 8 tallas más grandes que sus pies, que me coge la cámara para mirar por el visor, simpático el crío. 
Monasterio de Xegar
Interior de la sala de oración (1)
Interior de la sala de oración (2)
La imagen de Buda
Para visitar el monasterio hemos pagado unas 300 de las antiguas pesetas, menos de 2€, por cabeza. Merece mucho la pena. La sala principal del templo tiene un ambiente oscuro, está adornado por numerosas banderas de oración, estatuas de sus lamas y presidiendo una gran estatua de Buda de unos 9 metros de altura. El lugar huele a mantequilla de yack (… a rancio vamos) y los zapatos se pegan en el suelo. En los bancos de la sala descansan los gorros amarillos que los monjes usan para la oración. Hemos estado aproximadamente una hora y cuarto en el monasterio. Hacemos unas fotografías a las “ovejas doradas de la longevidad” que adornan uno de los techos.
Roberto con el pequeño monje
Al salir del monasterio nos encaminamos hacia la cima de la montaña, cercana a los 4.700 metros, que acoge al monasterio. Muy buenas vistas desde arriba.
Junto a las ruinas de la muralla esta trazado  el sendero

 Final de la ascensión de hoy
A las 12,30 horas hemos bajado hacia los vehículos donde nos espera nuestro conductor jefe, al que hemos bautizado como “Jhon Wayne”, y los otros dos conductores. Regresamos al hotel.

Una duchita.

Comemos bien, en mesa giratoria con un montón de platillos, y bebemos bastante líquido, té y agua. Después un rato de conversación, en una de las habitaciones, sobre el documental de la expedición.

Me encuentro bastante bien y muy animado. Creo que lo vamos a hacer bien… al menos todo lo que podamos.

Hoy no hemos podido mandar noticias a casa.

Mañana comienza el espectáculo.
Pista al Campo Chino. 
10SEP2003 Dejamos la civilización. Abandonamos New Tingri y ponemos rumbo al Campo Base Chino, 4.860 metros de altitud. A lo lejos vemos el Cho Oyu. Tardamos algo más de dos horas en llegar, la pista es larga. Pasamos cerca de campamentos de peones que están acondicionando la pista, “Jhon Wayne” nos explica que la quieren llevar hasta Nepal por Nanche Bazaar (¿?).

Campo Chino.

Llegamos al Campo Chino. Las molestias son minúsculas. Nos está esperando Sera Sherpa, nuestro cocinero, con nuestros petates y material. Ya ha montado la cocina. Este tío si que vale. Montamos la tienda comedor y tres tiendas para nosotros. La comida que ha preparado Sera Sherpa es más del gusto occidental…sin picante. En el Campo Chino coincidimos con una expedición de “japos” y otra de “yanquis”.

Campamento tibetano.
Sera Sherpa ha contratado un mozalbete tibetano llamado Norbut, de apenas 16 años, para que le ayude en la cocina por 5 dólares/día. Después nos ayudará a portear por 10 $ el porteo.

Para cenar Sera nos ha preparado una empanada de vegetales, chapati (pan), salchichas con tomate y de postre…piña. Alguno, y no miro a nadie, ha pasado mala.

11SEP2003 He pasado una noche de perros con mi estomago. Roberto, el hombre medicina, me medica. No desayuno nada.

Salimos a realizar un recorrido de aclimatación con objeto de superar unos 500 o 600 metros más. Bajamos al Campo Chino sobre las 14,00 horas.

Como bien, el estomago me molesta pero menos que esta noche.

Nos viene a visitar el oficial de enlace del Campo Chino.

Llevamos doce días fuera de casa. Me gustaría llamar pero con las ganas me voy a quedar.

12SEP2003 A las 08,00 horas desayunamos y seguidamente recogemos el campamento, reorganizamos la carga y esperamos que llegue el oficial de enlace para realizar el pesaje de los bultos. Como es normal el peso no cuadra (¿?) y nos hacen contratar, y pagar, un yack de más. Sera, en nombre de la agencia de Kathmandú se hace cargo del importe.

Tras fuerte discusión el oficial de enlace nos cobra 500 $ en concepto de fianza por la limpieza final del lugar que ocupemos en el Campo Base Avanzado.

El tiempo de embaste y carga de los yaks se eterniza, algunos de los animales se resisten a ser cargados, veces se repite la estampa del animal dando saltos y la carga por los suelos, pienso en los cartones de huevos que ha comprado Sera Sherpa. Casi dos horas después nos ponemos en marcha.

La columna se divide en dos partes, voy en la primera columna con otro componente de la expedición y ocho animales con sus conductores. La segunda columna, algo más lenta la componen 17 yaks con sus conductores, los otros tres miembros de la expedición y Sera Sherpa.

Tras vadear el río por dos veces, llegamos al Campo Base Intermedio a 5.150 metros de altitud, montamos el campamento con lo justo. Cenamos y a dormir… el que pueda.
PLANO DE LA ZONA
 FOTOGRAFÍA AÉREA DE GOOGLE EARTH
13SEP2003 Toda la noche nevando. No pasa nada recogemos el campamento y nos ponemos en marcha en dirección al Campo Base Avanzado. Vemos el glaciar de Giabrab o Kyetrak, que baja de la ladera N del Cho Oyu y que es el camino que vamos a seguir para llegar al CBA (Ruta Tichy), es inmenso. Al principio vamos sorteando la morrera sin ganar ni un solo metro. Los “yackeros”, conductores de la caravana de yacks se conocen bien los vericuetos. Y los animales también y en cuanto se sienten incómodos cuatro saltos y… la carga al suelo. Hemos tardado en recorrer el itinerario más de cinco horas.

Uno de los componentes de la expedición se encuentra mal. Roberto, el doctor, y Rafael se han quedado con él para recuperarlo. Roberto le medica.

Con la columna de yacks y el otro componente de la expedición alcanzo el CBA. Está nevando. Estamos a 5.700 metros de altitud. Mientras llegan los demás nos ponemos a montar las tiendas. Cuando acabamos es la hora de cenar. Me encuentro muy bien pero algo cansado.

Roberto tiene en sus manos el primer caso de Mal Agudo de Montaña (MAM). Nuestro grupo de cinco va a mermar.

Saludamos a los componentes de la expedición de Huesca, ya llevan varios días aquí. Con ellos está Juanito Oyarzabal y su patrocinador Gumersindo Ibáñez, presidente del Club de Montaña Gazteiz. Comparten tienda comedor.

14SEP2003 Por la mañana nos dedicamos a organizar nuestras tiendas, el material y los bidones de comida. Por cierto no se ha roto ni un huevo

Vemos como los grupos de otras expediciones salen en dirección al C1.

Hoy no hacemos más que descansar y aclimatar. Trazamos el plan para mañana. Algunos proponen estar algún día más parado y aclimatando. No veo muchas ganas de tirar para arriba.

Preparamos el vermut de medio día, después comemos. El chef ha preparado para hoy salchichas, ensalada y patatas fritas con el consabido chapati.

Roberto le ha regalado un cepillo dental a Norbut y casi se desangra…creo que era la primera vez en su vida que se lavaba los dientes. Le decimos que va a ser el más guapo del pueblo y que cuando baje de aquí las chicas se lo van a rifar. Es un tío simpatico.

El resto de día charla en la tienda comedor, paseítos por el CBA para ver los campamentos de las otras expediciones, comprobando que la nuestra es la más humilde, a cenar algo y a dormir… el que pueda.

15SEP2003 Después de desayunar hemos realizado la ceremonia de la puya, el monje ha estado cerca de una hora leyendo salmos y haciendo ofrendas… al aire, a la tierra, a su maestro (llevaba foto). Hemos tomado una especie de harina de color tostado, tomado cerveza en la palma de la mano. Todo esto sentados junto a un chörten que utilizan como lugar de oración.

Finalizada la ceremonia a eso de las 13,00 horas cargamos las mochilas y nos ponemos en marcha hacia el C1. Del campamento se sale en dirección SE remontando por las morrenas del valle. Confluyen los glaciares que forman el Gyabrag, nos desviamos a la para tomar por un empinado vallecito. Hay alguna tienda a los 6.000 metros en la zona del lago de Tichy. Vemos la traza del sendero que lleva al C1 y… es brutal.

Al llegar al collado donde está situado el C1 contamos unas treinta tiendas, todas en el lugar mejor, y más llano, así que nos toca subir hacia el hombro y aplanar el suelo para montar una tienda. Hemos subido hasta aquí cuatro componentes de la expedición con siete cargas de gas, 3 infiernillos y 2 tiendas. Para primer día no está mal..  En el CBA se han quedado Sera Sherpa y Norbut acompañando al que está enfermo.

Hace aire, comienza a nevar mientras montamos la tienda. Estamos arriba lo justo y comenzamos el descenso. Llegamos al CBA hacia las 20,00 horas. Al llegar al CBA Roberto nos prepara una bebida recuperadora de GSN, está buena… y con sabor a chocolate.

Después a cenar, ceno bien pero lo que más me apetece es beber y marchar a dormir.

16SEP2003 Nos levantamos a las 08,45 horas para desayunar a las 09,00. El ambiente no es muy bueno entre nosotros. Mejor estar callado. Salimos hacia el C1, esta vez nos acompaña Norbut que lleva las cenas y desayunos de los campos de altura. Nosotros cargamos con 8 estacas, 2 palas, cartuchos de gas, 1 piolet martillo, varias cintas americanas etc…

Hoy he tirado algo más rápido y he ido muy bien, faltando doscientos metros de desnivel para llegar al C1 he bajado el ritmo. El peso de la mochila y los 6.400 metros se notan.

Montamos una tienda más y ponemos en ella todo lo que hemos subido. Charlamos un rato con Oyarzabal que tiene un teléfono satelital… se lo pido para llamar a Lourdes a la oficina.

Bajamos muy cansados al CBA al que llegamos a las 17,00 horas. Me tomo un par de tés, un recuperador y una aspirina. Después a asearnos un poco y cambiarnos la ropa sudada.

Cenar y  dormir. Mañana y pasado hemos programado descanso.

17SEP2003 El ambiente entre nosotros ha empeorado. No entiendo nada… me propongo trabajar para lograr el objetivo sin más. Por otra parte el enfermo no ha mejorado. Esto no va bien.

Por la noche me ha aparecido fiebre en el labio. No duermo mucho.

18SEP2003 Segundo día de descanso. Visito a los de Huesca, ellos también tienen a alguno “pachucho”. A medio día bajan Gumersindo, todo un personaje, y Juanito que se unen a la charla. Luego volvemos a nuestro campamento.

Roberto me dice que está un poco “ploff”. Esto cada vez se pone peor. Como y me retiro a mi tienda a echar la siesta. Al despertar preparo la mochila para mañana y enseño a Rafael algún nudo. Después me quedo a escribir estas líneas. Me gustaría hablar con Lourdes, mañana vamos para arriba con intención de pernoctar en el C1 e iniciar el porteo de material para montar el C2. La intención es estar tres días sin bajar al CBA.

Aunque la expedición está muy tocada, aun tengo ilusión por conseguir la cima. Ya solo quedamos tres operativos o eso  creo. Pongo un banderín en la mochila… nadie me va a quitar las ganas de llegar a lo más alto.

19SEP2003 Hemos subido al C1 sin problemas y pernoctamos en el.

20SEP2003 Con el sol y después de desayunar hemos cargado el equipo y nos hemos puesto en marcha hacia la  barrera de seracs, que da acceso a la gran planicie que hay antes de ascender al C2.

La cuesta desde el C1 a la cascada de seracs tiene su pendiente. En la cascada de seracs, de unos 70º, hay cuerdas fijas, en buen estado, que utilizamos para progresar por ellas, el hielo es magnífico y permite una buena ascensión. Voy abriendo paso.

Llegamos los tres arriba, el día es espectacular hace sol y buena temperatura. Los sherpas de otras expediciones bajan cantando del C2 y… a 7.050 metros, a tan solo 150 metros del C2, se acabo nuestra expedición…es lo que hay

22SEP2003 Esto llego a su fin. Yo quiero seguir pero... debo de ser un tío raro que ha venido a Tíbet, se ha gastado una pasta y ha consumido sus vacaciones para nada.

Dos se quieren marchar y dar por finalizada la expedición, otro esta indeciso y dos  queremos continuar . Pienso en unirme a la expedición Ciudad de Huesca - Peña Guara, de hecho he hablado con Gumersindo y me ha ofrecido la posibilidad de quedarme con ellos, la pega esta en el visado… tenemos que regresar todo el grupo junto para pasar la frontera China-Tíbet, cinco entramos y cinco tenemos que salir.

Decidido … le decimos a Sera Sherpa que avise para que suban los yacks al CBA. Nos comunica que van a tardar al menos tres días en llegar.

No tengo ganas de subir a por el material que queda en el C1, tan solo tengo ganas de regresar a casa y que esto se acabe. Pagamos a dos tibetanos para que bajen el material.

27SEP2003 Llega la caravana de yacks recogemos el CBA, me despido de Gumersindo y de los de Huesca.

Emprendemos el regreso a Kathmandú.

Para colmo, y para acabar como se debe, el oficial de enlace no nos devuelve  300 $ de la fianza de limpieza a pesar de que dejamos el campamento más limpio que lo encontramos y de que nos pasaron “revista” antes de emprender el regreso. Nos robaron con toda la cara.

Al regresar a Kathmandú cambiamos los billetes de avión. Y visitamos la zona monumental de Durbar

El resto no merece la pena de contar… lo que pasó en la “Diosa Turquesa” se quedo allí.

Llegamos a casa el día 05 de Octubre de 2003.

La nota que publicamos para la prensa decía lo siguiente:

“El día 22 de Septiembre decidimos dar por finalizada la expedición y regresar a casa debido a diferentes problemas personales, de meteorología y enfermedad de uno de nosotros…el monje que realizo la ceremonia de la puya se dejo algún mal espíritu por espantar, porque no salió la expedición como hubiésemos querido. Aunque todos los componentes de la expedición hemos estado en el sitio que queríamos: el Himalaya, en Nepal y en Tíbet. Hemos intentado escalar un ocho mil y hemos tenido un mes de autentica aventura, acumulando una experiencia que no teníamos y regresando todos bien a casa que en suma es lo verdaderamente importante. No pensamos ahora en ninguna montaña, tan solo en disfrutar de la familia y amigos y estar en casa para descansar y recuperar los 6 o 7 kilogramos perdidos…La expedición no contaba con ningún tipo de ayuda de organismos oficiales ni de clubes…”

En diciembre de 2003 recibí una postal de Nepal. Era de Sera Sherpa.
Dedicado a Sera Sherpa y al tibetano Norbut.
"Aunque a ti te estén bien unos zapatos y te sientas cómodo con ellos a otros le pueden venir grandes" (Proverbio chino)
Disculpad por la calidad de las fotografías pero están digitalizadas de diapositivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario